domingo, 4 de mayo de 2008

Financiamiento Pablo Bello

El Proyecto de Ley mantiene el principio de comunitario y sin fines de lucro de estos medios, pero todo esfuerzo de comunicación social tiene el derecho de autofinanciarse. Lo contrario es condenar a las organizaciones sociales a depender de subsidios y donaciones.
Las radios comerciales deben coexistir con otras expresiones sociales como las radios comunitarias. Las cadenas radiales de Santiago deben permitir el desarrollo de las radios regionales. La diversidad y el pluralismo se sustenta en que todos, los grandes y los chicos, los comerciales y los comunitarios, puedan tener un espacio apropiado y los medios para desarrollarse.
El espectro radioeléctrico es de todos los chilenos y chilenas. Es un bien público. No es propiedad exclusiva de un gremio o un grupo de empresas y todos debemos tener el derecho a utilizarlo, no solamente los que quieran lucrar a través de ello. Este Gobierno cree en la sociedad civil como sustento de la democracia.

Lo mismo esperamos de todos los actores. Aspiramos a que este proyecto, que puede ser enriquecido por nuestros parlamentarios, nos permita favorecer el desarrollo de las radios comunitarias y la participación de los chilenos dentro de una sociedad democrática, así como el pleno ejercicio de los derechos de libre expresión, opinión e información.