domingo, 4 de mayo de 2008

Ley Radios Comunitarias El Mercurio 24 de octubre de 2007

Así las cosas, el proyecto del Ejecutivo ha suscitado inquietud, porque hay dudas técnicas de que, a raíz de las ampliaciones de propuestas, la radiodifusión normal y establecida no sufra la interferencia de las nuevas radios que se creen o de las ya existentes.

Asimismo, la competencia comercial que se establecerá, al autorizarlas para contratar publicidad, también inquieta al gremio, que no goza de las mismas franquicias y soporta mayores costos. Sus márgenes ya se han estrechado con el ingreso al negocio de cadenas internacionales que operan a mayor escala.

En fin, en el plano político se plantea la inquietud de que la discrecionalidad para autorizar nuevas emisoras pueda prestarse para un sesgo político favorable a la coalición de Gobierno, experiencia negativa que ya se ha vivido en otras organizaciones estatales, hoy sujetas a investigación judicial y administrativa por asignar recursos para actividades tales como el deporte o la contratación de personas desempleadas, que terminaron, por variadas vías, sirviendo las conveniencias electorales del oficialismo.